viernes, 8 de mayo de 2020

"Salva a la humanidad" Un Scape Room para hacer en casa

Os presentamos hoy un nuevo proyecto del Grupo de Trabajo de nuestra biblioteca, en este caso, un SCAPE ROOM realizado por nuestra compañera Áurea Delgado (Profesora de Física y Química). Dicha actividad era una de las propuestas para la Semana Cultural del Centro; los grupos de alumnos irían pasando por la biblioteca para realizar este Scape Room que con tanto esmero, cuidado y tiempo había preparado nuestra compañera, pero debido a la situación actual, dicho proyecto se ha adecuado para que todos nuestros alumnos puedan hacerlo en casa, pasando así un rato de diversión, pero también adquiriendo conocimientos a través de los retos que se proponen. Qué mejor manera que aprender que el juego.
Os dejamos el enlace a la actividad para que todos podáis disfrutar de ella. Su título: "Salva a la humanidad", ¿te atreves?, ¡pues vamos a por ello!:


https://view.genial.ly/5ea01ad46cd2cd0d8d8d9434/game-breakout-a1


(aunque sea en la distancia, nuestras ganas de fomentar la cultura y la creatividad no descansan).
Desde el Grupo de Trabajo de la biblioteca os mandamos mucho ánimo a todas las familias y alumnos que formáis parte de esta gran familia que es nuestro centro Ramón Carande.

viernes, 24 de abril de 2020

Celebramos el Día del Libro unidos por una lectura conjunta.

Este año celebramos el Día del libro desde la distancia que nos separa a
todos estos días. Probablemente, cuando todo esto pase, se escribirán
muchas historias acaecidas durante este tiempo. Nosotros hoy damos forma
a nuestra propia historia, a la que compartimos con todos los que de una
manera u otra formamos un gran equipo: el del Ramón Carande; porque hay
capítulos que se escriben de forma individual, pero otros son producto del
cariño, el respeto y la unión.
Echamos de menos los nuestros y … la calle, salir …. Y ¿qué mejor que un
libro para viajar sin movernos de casa? Para conectar nuestra vida con la de
sus protagonistas y para revivir nuestra propia existencia.
Os invitamos a viajar con nosotros durante unos minutos. Un tiempo
preciosísimo en el que a través de la lectura estaremos de nuevo unidos.

La imagen puede contener: texto
Agredecemos enórmemente la participación de nuestros alumnos para la realización de la lectura conjunta del libro primer de Los santos inocentes, de Miguel Delibes. Obra que hemos elegido ya que este año es centenario del nacimiento del autor y porque forma ya parte de las lecturas de nuestro centro con las que nuestros "niños" se acercan a la naturaleza y la realidad extremeña de otros tiempos.

Os dejamos el enlace al vídeo:


Día del libro.

Desde el programa REMA han celebrado el Día Mundial del Libro realizando una serie de historietas.
Os dejamos la que ha hecho  nuestro alumno de 1º de ESO, Alejandro Barbosa con la ayuda de su madre.


Hace mucho tiempo, en una aldea casi deshabitada porque sus habitantes huían por el miedo que les
causaba un monstruo que les acechaba desde hacía años, el jefe de la aldea decidió que debía hacer
algo para que su pueblo no desapareciera.
Solo quedaban tres familias y ya pensaban irse a otra aldea que fuera más segura para criar a sus hijos.
El monstruo era un lobo enorme de dos cabezas al que ninguno de sus guerreros había sido capaz de
vencer jamás.
El enorme lobo de dos cabezas tragaba todo lo que se ponía a su paso y no le importaba si eran personas,
ganado, cosechas, casas o cualquier cosa que pudiera comer. Así que el gran jefe decidió que ya no
podían aguantar más aquella situación.
Reunió a las personas que quedaban en la aldea y les propuso unir sus fuerzas e idear un plan para acabar
con aquella pesadilla de una vez por todas y que ese maldito monstruo dejara de hacerles daño y
quitarles su comida y a sus gentes. Todos los vecinos y vecinas estuvieron de acuerdo con el gran jefe
y rápidamente se pusieron a pensar un plan para derrotar al lobo.
De pronto, recordaron que una de las veces que el monstruo les hizo una de sus desagradables visitas,
miró a la armadura de uno de los guerreros y se asustó mucho de los símbolos que llevaba en los brazos.
Esa sería la clave para acabar con aquella pesadilla y matar por fin a aquella fiera con dos cabezas que
tanto tiempo les había estado robando lo que era suyo y había estado matando a su ganado y llevándose
a su gente.
Esperaban impacientes la visita del enorme lobo y, cuando lo vieron aparecer, todos corrieron hacia él
con los brazos cubiertos de las armaduras y aquellos extraños símbolos que tanto asustaban a la fiera
y con sus espadas y flechas consiguieron acabar con él.
Cuando se corrieron las voces de que aquel lobo de dos cabezas ya no volvería a ser un problema para
los aldeanos, todos los que se habían ido a otros lugares volvieron con tanta alegría que esa misma noche
se hizo una enorme fiesta en honor al jefe y a los luchadores que habían sido tan valientes para hacerle
frente y librarlos del animal.
Todo volvió a ser felicidad en aquella aldea y toda su gente fue feliz y aprendieron una valiosa lección:
“cuando hay un problema, aunque lo más fácil es huir, lo mejor es unir fuerzas y luchar contra el enemigo
común”
Alejandro Barbosa 1ºA

lunes, 20 de abril de 2020

Reflexiones sobre la pandemia

Nuestros alumnos de 3º de ESO, 4º de ESO y 1º de BACHILLERATO reflexionan sobre cómo están viviendo estos días de incertidumbre, de encierro, de clases a distancia... Una actividad de la que han salido textos como algunos de los que aquí recogemos y que nos permiten acercarnos a la realidad de nuestros alumnos, a sus pensamientos y reflexiones.

"En estos momentos me pongo a pensar: - ¿Quién nos diría a nosotros a proncipios de curso que para Abril íbamos a estar encerrados en casa por un virus del que no se conocía su existencia?.
Seguro que si nos lo llegan a decir, nadie lo hubiese creído, y me incluyo porque esto parece de película.
Entre las pocas cosas que reconfortan está la tecnología, sin la cual ahora mismo no podríamos seguir el curso tal y como lo estamos haciendo. Tampoco podríamos estar en contacto con personas del exterior, que es lo que más nos ayuda a no perder el control y poder seguir viendo que todas nuestras personas cercanas están bien.
En estos días de incertidumbre en lo que todo puede cambiar de un día para otro, nos acordamos de nuestros abuelos, de los que siempre han estado ahí para todo y a los que, por un motivo u otro, no vamos a poder ver en mucho tiempo.
Pero si todos ponemos de nuestra parte y seguimos haciéndolo como lo estamos haciendo, poco a poco conseguiremos derribar la curva, que últimamente está descendiendo".

JORGE PERERA,  3º ESO B

La primavera incipiente con abundantes flores, margaritas blancas,
amapolas rojas, en las verdísimas praderas; el olor a jazmín
y azahar de los patios, el trinar de los pájaros, el "¡ARRIBA JESÚS! del Viernes Santo. Contemplar la historia rica de mi pueblo, sus calles estrechas , sus ricos palacios, sus torres altas, desde mi balcón bajo.
Tengo solo catorce años y aún estoy en la primavera de mi vida, no he vivido acontecimientos importantes que yo sepa o recuerde. Nací plácidamente, según cuentan mis padres, sin ningún tipo de complicación. Mi infancia ha sido feliz: rodeada de amigos, perros, gatos, balones; juegos en la calle: "el escondite", "el cementerio"... jugando a las cartas en las aceras, en la piscina... Saliendo los viernes con mi pandilla  y los domingos en el campo.
Ahora veo y siento que la primavera no acaba de brotar, que los mayores tienen mucho miedo, los padres están muy preocupados por sus trabajos, por su futuro, por la educación de sus hijos, por...
La primavera ha nacido muy pronto, la flor del almendro, del cerezo resplandecían, pero llegó un frío y acabó con ellas. Las heló, las secó, pero o al árbol que hará que fuerte y pacientemente vuelvan a brotar.

Laura Tabales, 3º ESO a

Hace unos años, fantaseaba con dar clases desde casa por vídeo- llamada
para así no tener que estar sentado en la misma silla seis horas diarias;
beberme una Coca-cola durante la clase de mates o no tener que estar una
hora atendiendo a cuáles son los tejidos que forman el aparato circulatorio y
además, pretender mostrar interés por el tema.
A día de hoy, me he dado cuenta de que sonaba mucho más bonito en mi
cabeza.
Actualmente, estamos viviendo una situación sin precedentes en todo el mundo
, que, según los expertos es la peor situación vivida desde la Segunda Guerra
Mundial.
Nos sentimos como si estuviésemos en una película de terror. Eso es lo que
yo sentí el día que anunciaron que se cerraban las aulas, ya que yo ese día
había quedado para hacer un trabajo y, al llegar, el "silo" estaba cerrado y nos
quedamos atónitos pues nos parecía surrealista. Ese día lo tendré grabado en
mi mente durante mucho tiempo.
Estos días, la mayor parte de la población está sintiendo que están
desperdiciando estos meses, que para algunos puede que sean los últimos, y
todos se preguntan "¿por qué no estuvimos preparados?" a sabiendas de que
aquí en Europa ya tuvimos otra gran pandemia que fue la Peste Negra ocurrida
en el siglo XIV. Por ello, deberíamos haber tenido en cuenta que podría volver
a pasar.
En estos tiempos, si alguien piensa en la mejor inversión para defender un
país, automáticamente se te viene a la mente un ejército armado con la mejor
tecnología militar para, en caso de guerra, defender al país, pero no se tiene
en cuenta una mejor educación para formar a los mejores guerreros que
tenemos para defendernos en esta guerra, los sanitarios.

Ósmar Rosales, 3º ESO B



Excursión virtual a Moguer y recital de poesía de nuestros alumnos

El pasado 1 de abril nuestros alumnos de 4º de ESO iban a visitar la casa museo de Juan Ramón Jiménez y el coto de Doñana, en Moguer, pero debido a la interrupción de las clases dicha excursión quedó en el aire.
Por eso, propusimos a nuestros chicos realizar un recital de poesía con algunos poemas de Juan Ramón y visitar de manera "virtual" su casa-museo.
Os dejamos enlace al vídeo que elaboramos con sus trabajos y fotos de esa excursión tan peculiar.
Nuestra enhorabuena por el trabajo realizado. Son unos campeones nuestros alumnos.
https://www.youtube.com/watch?v=UMN1xRNvcWI&feature=youtu.be










viernes, 6 de marzo de 2020

Concurso de fotografía. Ponle una imagen a nuestros relatos y poesías

A partir del próximo 9 de marzo, se celebrará el I Concurso de Fotografía en nuestro centro. Se trata de unir el relato y la poesía ganadoras de nuestro anterior concurso con una foto que represente lo que significan, lo que nos evocan, lo que nos hacen sentir.

El plazo será del 9 al 24 de marzo.
Os dejamos aquí las bases y el relato y poesía ganadores del concurso:

1. PARTICIPANTES: Podrá participar en el concurso cualquier alumno del centro IES Ramón Carande.
2. TEMÁTICA: El tema principal será el relato y la poesía ganadora:”Una vieja amiga” de Manuela Vázquez Torrado y “Paso del tiempo” de Ana María Venegas,  del concurso de relato y poesía organizado anteriormente por el Departamento de Lengua.
3. OBRAS: Cada participante podrá presentar una única obra, siendo original e inédita. Las fotografías podrán tener correcciones de color y luminosidad.
4. PRESENTACIÓN: Las fotografías se enviarán al correo electrónico: ramoncaranderelato@gmail.com​ en formato JPEG. En el mensaje se debe especificar   el nombre y apellidos del autor, curso  y el título de la obra. En el propio archivo debe aparecer el nombre del autor.
5. PLAZO DE ADMISIÓN: El plazo para presentar las obras estará abierto del 9 al 24 de marzo. No se admitirán obras presentadas con posterioridad a esta fecha.
6. PREMIOS:Se entregará un  Primer Premio por cada categoría de fotografía, el de poesía y el de relato.
7. FALLO: El fallo del jurado se producirá el 3 de abril, día del centro durante la inauguración de la exposición fotográfica dentro del horario que se programará para las actividades de ese día. 
8. EL JURADO: El jurado estará formado por profesores, por miembros del equipo directivo, alumnos representantes del Consejo Escolar y padres/madres representantes del AMPA. La elección de los ganadores se realizará  atendiendo a criterios de creatividad y calidad técnica.
 
Paso del tiempo 

Vi pasar las horas,
con un largo margen
que las agujas marcan
al yo ver tu equipaje.

Después de un tiempo
volvimos a vernos,
y al reconocernos
decidimos vernos.

Tras años de amistad
tú volvías cambiado
y no solo por el look
sino también más alto.

Ana María Venegas
2º Bachillerato CCSS
 
Una vieja amiga 

30 años, quizás más. No sé. Había perdido noción del tiempo. Y, es que, nada me retenía, solo esperaba su visita. Estaba al llamar, Io sabía, llegaría en cualquier momento. ¿Qué cómo lo sé? Era fácil. Desde que vino por última vez a esta casa, yo custodio el reloj de que obsequió para que la espera no se me hiciera tan larga. Sin embargo, había conseguido todo contrario. Ansiaba con toda mi alma que el último de arena llegase caer en el segundo receptáculo de vidrio. En ese preciso momento, me volvería a encontrar cara a cara con ella. Después de casi una eternidad esperando, se acercaba el gran momento. Quedaban apenas unas efímeras perlas de arena para que toda aquella pesadilla se acabase. De las tres veces que la había logrado ver, aquella cuarta última sería la única que me produciría un gozo y una felicidad inmediata. Dos motas de arena acababan de desvanecerse de la superficie principal para caer lentamente hacia la montonera de arena que llevaba acumulándose durante mis 85 primaveras. Quedaba poco, a lo mucho, media hora. Media hora y todo acabaría.
Es una contradicción vital que en mi cara se dibujase una sonrisa  solo de pensarlo, pero no podía evitarlo. Aquí no me quedaba nada, la monótona soledad me habla invadido desde hace tres décadas. Vivía sumergida en recuerdos o los recuerdos eran los que se alimentaban de  mí, quién sabe. La mecedora en la que me hallaba se balanceaba despacio, haciendo crujir un suelo de madera que poco a poco se había ido envejeciendo a mi compás. Ya casi no quedaban fotografías en las estanterías del salón, solo un pequeño retrato de la boda de mi hijo mayor,  al que no veía desde hacía 5 años. “El trabajo es fundamental,mamá, no puedo faltar de dos días". Aquella era la excusa  favorita de mi querido Dylan. Había intentado visitarlo una  infinidad de veces, pero mi artritis y  la distancia de no menos de I0. 000 kilómetros suponían una gran barrera entre mi hijo y yo. Volviendo a la fotografía,  en ella aparecen las de Dylan, su esposa Cloe, Bob y yo.Bob. La única razón de mi  inexplicable felicidad. Lo conocí a  los 13 años, y se podría decir que fue amor primera vista. Y no me tachéis de superficial, pero un hombre en los años 50 leyendo poesía en un banco durante uno de los otoños más fríos  que se hubieran podido registrar no era muy común. Tenía en sus ojos cafés el eje de mi  vida y  no me hacía falta mirar por las noches las constelaciones que formaban los astros, me bastaba con tumbarme a su lado e ir conectando cada uno de sus lunares hasta formar sobre piel figuras amorfas pero con un aire misterioso. Yo siempre le decía que cada uno de sus lunares simbolizaba una razón por la que Io quería. Ahora, 55 años más tarde, diría que me haría  falta el triple de sus lunares para poder expresar todo lo que Io adoraba. Pero ya no puedo. Era demasiado tarde, o quizás no, según el reloj quedaban unos 10 minutos  para poder volver a  verlo y confesarle que el mundo se había tornado más oscuro desde su ausencia.
Un grano, quedaba un grano. 5 minutos, quizás menos, o más. Los últimos 5 minutos en aquella casa. Mi hogar durante unas cuantas décadas. El escenario de dos partos, 52 Nocheviejas y unos cientos de besos. De uno de mis ojos cayó una lágrima, no me podía  quejar. Todos mis hijos habían nacido sanos y fuertes, y ahora tenían trabajos muy bien remunerados. Por el rabillo del ojo, vi el movimiento de la última  centésima de arena caer y, nada más tocar el fondo, el sonido de la puerta. Ese toc-toc fue la última voluntad que tuve para  levantarme, ignorando el dolor de mis huesos, y dirigirme lo más rápido que pude hacia lo puerta. Al abrir, la figura encapuchada de negro hizo un esfuerzo por acercarse un poco o más a mí.
-Pensé que nunca llegarías.
-Todavía no era tu hora, Teresa. Tu marido Bob, tu hijo Jon y tu querida madre, la adorable Resa, no querían que te reunieras tan rápido con ellos, aunque sé que estabas deseando. Tranquila, están bien, y nada más crucemos tu jardín te podrás encontrar con ellos. Teresa, ¿estás lista?
-Más que nunca, he pasado demasiado tiempo esperando tu visita.
Y, así, la adorable Teresa se dirigía con la muerte a los brazos de sus seres queridos.
Caelum 

Manuela Vázquez Torrado 
4ºA

Concurso de relato corto y poesía

Ya tenemos ganadoras de nuestro concurso de relato corto y poesía:

Manuela Vázquez (4º ESO). Premio mejor relato corto.
Ana María Venegas (2º Bachillerato). Premio mejor poesía.

Os dejamos las fotos de nuestras ganadoras. Enhorabuena a las dos y a todos los participantes.
Enormemente orgullosos de nuestros alumnos por su creatividad y su implicación en las actividades relacionadas con el fomento de la lectura y escritura.
Sus textos estarán disponibles próximamente en radiocarande, narrados por ellos mismos.